La técnica BLANCHING con ácido hialurónico es una técnica empleada en medicina estética para rellenar de forma muy superficial las arrugas en reposo, es decir las arruguitas que se van formando por la contracción del músculo, que se van marcando con el tiempo y que aún relajando el músculo con toxina botulínica no se van porque la piel se encuentra agrietada.
Es un tratamiento eficaz, seguro y con resultados muy naturales. Se puede realizar o no como complemento del botox o toxina botulínica en cualquier zona de la cara, ya sea en frente, entrecejo, patas de gallo, la zona del rictus, arrugas peribucales.