);

Los hilos tensores son la alternativa perfecta a aquellas personas que quieren mejorar el aspecto de su piel sin necesidad de pasar por quirófano.

Seguramente habrás oído que los hilos tensores se colocan en el rostro y el cuerpo con el fin de mejorar el aspecto estético y redensificar

Así es, los hilos tensores se pueden aplicar en todas aquellas zonas que presentan flacidez con el fin de tensar. Los hilos tensores se aplican en cejas, cuello, papada, abdomen, glúteos, pechos, piernas, inlges, brazos.

No obstante, hoy queremos hablarte de los hilos tensores en cuello y de los hilos tensores en glúteos.

HILOS TENSORES PARA EL CUELLO

En el caso del cuello, cuando nos encontramos con un descolgamiento de la piel y se han formado arrugas en esta zona, los hilos tensores son perfectos para mantener nuestro cuello más joven y terso.

Este tratamiento es la alternativa ideal al lifting, es un procedimiento rápido, con resultados inmediatos y poco invasivo.

Buscamos tratamientos con resultados naturales. Queremos vernos y sentirnos más jóvenes de forma que “no se note” pero tengamos mejor aspecto.

Esto quiere decir que lo que la mayoría buscamos es un resultado muy natural, que parezca que no nos hemos realizado ningún tratamiento pero que se observe una mejora notable.

Mantener nuestra expresividad y utilizar la técnica y los materiales más novedosos.

¿En qué consisten los hilos tensores?

La colocación de hilos tensores en cuello cada vez está más extendida debido a la rapidez a la hora de realizar el tratamiento y lo espectaculares resultados.

Siempre debemos acudir a un médico especialista en esta técnica para la realización del tratamiento.

Ya que, será nuestro médico-estético el que determine la cantidad de hilos que debe poner, el tipo de hilos que utilizará y la longitud de los mismos.

Para realizar la colocación de hilos tensores en cara y cuello el procedimiento es el mismo

En primer lugar, se suministra anestesia local para evitar cualquier tipo de molestia al realizar el tratamiento.

Marcamos la zona donde vamos a trabajar, en este caso cuello. Donde determinaremos la zona que vamos a tratar.

Y, por último, introducimos los hilos que se anclan y realizamos el efecto tensor que estamos buscando.

¿Qué son los hilos tensores?

Los hilos tensores están compuestos por material reabsorbible (polidioxanona (PDO) y de policaprolactona (PCL))

Es fundamental que sean reabsorbibles, ya que de este modo no aparecen efetos secudnarios ni contraindicaciones.

¿Qué efecto tienen los hilos tensores?

Como su propio nombre indica tienen un efecto tensor. Al colocar los hilos se crea una especie de malla que crea esta tensión inmediata de la piel. Conseguimos el efecto lifting que estamos buscando. Los hilos tensores estimulan la producción de colágeno y elastina.

¿Cuánto dura el efecto de los hilos tensores?

Como hemos comentado en el punto anterior los hilos tensores son reabsorbibles, por lo que el organismo los reabsorbe de manera natural al cabo de 18 meses, la duración de los resultados siempre depende de cada paciente.

¿Puedo recuperar mi vida normal tras el tratamiento?

Es un tratamiento ambulatorio, una vez terminado el procedimiento podemos volver a nuestra rutina habitual teniendo siempre unos cuidados específicos.

Al realizar el tratamiento podemos notar cierta inflamación, que remite de manera rápida. En este caso, hablamos de hilos tensores en cuello, por lo que debemos guardar reposo de ejercicio físico durante al menos una semana, nuestro médico nos indicará el tiempo concreto de reposo.

Este tipo de hilos requieren cuidados a la hora de realizar determinados movimientos, deben ser suaves y cuando dormirnos podemos sentir una leve molestia los primeros días hasta que se adaptan a nuestro cuerpo.

Consulta en clínica Any Ramírez por los tratamientos de medicina estética corporal más demandados y consigue la mejor versión de ti misma. Además de este tratamiento de hilos tensores para el cuello, también puede interesarte el rejuvenecimiento para el escote.