Limpieza facial

La limpieza facial profesional tiene como objetivo limpiar en profundidad la piel para eliminar células muertas, espinillas e impurezas del rostro.

El tratamiento de limpieza facial profesional debe ser realizado siempre por un esteticista profesional o un médico estético y debe incluir un a análisis de la piel seguido del protocolo personalizado de limpieza facial.

Duración del tratamiento

-

Anestesia

-

Resultados

-

Precio

-

  • Elimina los indeseados puntos negros y espinillas
  • Elimina impurezas y células muertas, ayudando así a renovar la piel
  • La piel recobra un aspecto suave, terso y más luminoso
  • Se estimula la absorción de los productos lo que la hace más efectiva
  • Mejora la circulación gracias al masaje, y así el rostro recobra una apariencia relajado y terso

No se puede establecer una frecuencia exacta ya que influyen muchos factores en el cuidado y estado de la piel. Sin embargo, los aconsejable sería al menos cada 3 o 4 meses realizar una limpieza facial profesional.

Dependerá siempre de cada caso, etilo de vida, tipo de piel, hábitos alimenticios e incluso edad, ya que una piel grasa y/o acné requerirá cuidados específicos y con una frecuencia diferente a una piel normal.

Una limpieza facial profesional suele tener una duración de entre 60 a 90 minutos.

Constará de una serie de fases acorde al tipo de limpieza escogido para cada tipo de piel.

Suele ser generalmente: Limpieza, oxigenación, masaje y nutrición. Será siempre el profesional médico quien después de evaluar tu piel recomiende el tipo de limpieza más adecuado según sus necesidades.