Hilos tensores corporales

Efecto lifting en tu cuerpo con el Tratamiento de Hilos Tensores Corporales en Zaragoza.

Algunas zonas de nuestro cuerpo sufren un aumento de flacidez provocado por el paso de los años o por la pérdida de volumen como consecuencia de disminución rápida de peso mediante dietas de adelgazamiento.

El resultado final es que ciertas zonas presentan un aspecto poco estético y con falta de tensión.

Duración del tratamiento

-

Anestesia

-

Resultados

-

Precio

-

Nuestro Tratamiento con Hilos Tensores Corporales en Zaragoza, dan respuesta a este problema de una manera poco invasiva sin tener que recurrir a intervenciones de cirugía plástica.

Los hilos tensores corporales son un tratamiento de Medicina Estética con efecto lifting, cuyo objetivo es reducir la flacidez corporal con resultados inmediatos y progresivos.

Es un tratamiento especialmente pensado para combatir la flacidez en zonas del cuerpo como brazos, abdomen, glúteos, muslos y el cuello, que se realiza mediante unos hilos que, insertados en la dermis, generan un efecto tensor.

En algunos casos es recomendable realizar algún tratamiento estimulador del colágeno previamente a los hilos para conseguir mejores resultados y más duraderos.

Dependiendo de cada caso en particular, las zonas a tratar y otros factores, pueden ser necesarias entre una y tres sesiones. La duración de cada sesión de tratamiento es de 30-45 minutos aproximadamente y se realiza con anestesia.

Durante la primera semana tras el tratamiento serán visibles edemas en la zona tratada, que irán desapareciendo a los pocos días.


  • Los resultados de los Hilos Tensores Corporales pueden ser visibles desde la primera semana, en la que se observará un efecto lifting.
  • Pasadas unas semanas desde que se realizara el tratamiento, los resultados serán más visibles con una mejora progresiva.
  • El resultado óptimo se consigue a partir del tercer mes de tratamiento.
  • La duración de los efectos del tratamiento es de 12 a 18 meses en función de la respuesta individual de cada paciente.


Como hemos dicho, es posible que sea necesaria más de una sesión del tratamiento dependiendo del grado de flacidez inicial y la zona a tratar.

Será necesario dejar un espacio de tiempo de entre 2 y 3 meses desde la primera aplicación para realizar una nueva sesión de refuerzo.

Hilos tensores en brazos

  • Entre los 35 a 40 años empieza a producirse un descolgamiento en la parte inferior e interna de los brazos, debido entre otras causas a la menor producción de colágeno. Este será más notable dependiendo de factores como la forma física del paciente, factores hereditarios o la alimentación.
  • La piel de la cara interna de los brazos es demasiado fina, con un manto lipídico muy escaso con el resultado de una deshidratación mayor que en otras zonas corporales.
  • El tratamiento con hilos tensores en los brazos es prácticamente indoloro, y la sesión suele durar 30 minutos. Los resultados son a corto plazo con un levantamiento y tensión de la zona afectada donde se elimina la flacidez. La firmeza se mantiene en el largo plazo gracias a la estimulación de producción de elastina y colágeno siendo estas fibras las responsables de la firmeza de la piel existente alrededor de los brazos.

 

Hilos tensores abdomen

  • El abdomen también es una de las zonas que sufre mayor flacidez y pérdida de definición.
  • Los hilos tensores corporales aumentan la tersura de la piel en el abdomen combatiendo la flacidez corporal en esta zona.
  • Los hilos tensores son una solución rápida y poco dolorosa para conseguir reafirmar el abdomen de una forma muy eficaz, devolviendo la elasticidad a esta parte del cuerpo, gracias a la acción de anclaje y tensado.
  • Es una solución rápida e indolora para reafirmar el abdomen de una forma muy eficaz, sin la necesidad de pasar por quirófano.
  • Es un tratamiento ideal para combatir la flacidez después de un embarazo o dietas de adelgazamiento.

 

Hilos tensores muslos

  • El tratamiento con hilos tensores consigue unos muy buenos resultados también en la cara interior de los muslos, zona donde también suele sufrirse un grado importante de flacidez debido a la edad o las pérdidas de peso.
  • Se trata de un tratamiento seguro, las complicaciones suelen ser una inflamación leve, hematomas y sensación de tirantez que se soluciona en un periodo corto de tiempo.
  • Los hilos suelen colocarse en la cara interior, donde se produce un mayor descolgamiento de la piel. El efecto como en los otros casos, se produce en dos etapas. Inicialmente con un efecto lifting y posteriormente una mejora adicional por la reactivación de la producción de colágeno.

Hilos tensores glúteos

  • Los hilos tensores en glúteos son una forma de elevar y tensar sin pasar por el quirófano.
  • Una vez colocados, los hilos tensores son invisibles debajo de cualquier tipo de piel y permiten elevar, moldear y tensar los glúteos sin necesidad de cirugías mayores.
  • Mejora la forma de la nalga sin aumento de volumen. Se busca un resultado natural y mantener la proporción con el resto del cuerpo.
  • El procedimiento en esta zona dura algo más que en otras, estando en el entorno de los 90 minutos. Los resultados con los hilos tensores son inmediatos.
  • Es un tratamiento no doloroso y que permite una rápida incorporación a las actividades cotidianas.
  • El procedimiento no dura por lo general más de 90 minutos.
  • Es un procedimiento sencillo rápido y eficaz
  • Tratamiento no invasivo
  • Permite obtener resultados inmediatos
  • Mejora la calidad de la piel a la vez que ejercen el deseado efecto tensor
  • Son de suturas 100% reabsorbibles, no produce ningún rechazo
  • No requiere hospitalización
  • No deja cicatrices
  • Permite volver a la rutina sin limitaciones