Fox Eyes

Se ha convertido en uno de los más actuales y demandados en nuestra clínica médico-estética ya que permite lucir una mirada espectacular.

Este tratamiento tiene como objetivo rediseñar las cejas, levantarlas y crear un efecto lifting para redirigir las facciones del rostro hacia arriba y evitar el efecto de ojos caídos, que aporta al rostro sensación de tristeza, cansancio y fatiga continuada.

Duración del tratamiento

-

Anestesia

-

Resultados

-

Precio

-

En qué consiste la técnica del Fox Eyes Lift

La técnica Foxy Eyes Lift es un tratamiento médico estético en tendencia que consiste en elevar la cola de la ceja para lograr una mirada mucho más profunda y atractiva.

Este tratamiento de elevación de cejas se realiza a través de la infiltración de toxina botulínica en el tercio superior del rostro para tratar las arrugas y líneas de expresión, así como para relajar los músculos de la frente, entrecejo y los de alrededor de los ojos con el fin de que se cree un efecto lifting del músculo.

Asimismo, se colocan hilos tensores en la parte superior de la ceja para tensar la zona y realzar el efecto lifting. Los hilos tensores son unos hilos reabsorbibles que se colocan en la parte superior de la ceja con el fin de tensar y elevar la ceja.

Además, es recomendable inyectar pequeñas cantidades de toxina botulínica en el tercio superior del rostro con el fin de eliminar patas de gallo y tratar arrugas o signos de expresión en el contorno de los ojos, frente o entrecejo. Todo ello, con la finalidad de potenciar la mirada, realzarla y rejuvenecerla.

Ambas técnicas son necesarias para potenciar los resultados y diseñar una mirada felina.

La duración de los resultados siempre depende de cada paciente. Por lo general, este tratamiento dura aproximadamente 12 meses.

Realzar la mirada, rejuvenecerla y potenciar el rasgo central del rostro, que es el más visible y en el que se centran todas las miradas.

El efecto se empieza a notar de inmediato. Aunque, realmente los resultados definitivos se pueden comprobar después de 7 a 10 días. Hay que tener en cuenta que la zona puede inflamarse y estar irritada.

Es recomendable seguir las pautas que la Doctora indique. En primer lugar, es necesario no masajear la zona, ni realizar ejercicio físico durante 48 horas, así como tampoco se recomienda tumbarse de medio lado o boca abajo los 5 primeros días.