Hifu facial

Tratamiento rejuvenecedor del rostro a través del poder de la tecnología liposómica.

Mediante la aplicación de ultrasonido en puntos específicos del rostro desde la primera aplicación. El HIFU facial es capaz de trabajar en todas las capas de la piel, logrando una revitalización facial.

Duración del tratamiento

30-45 minutos

Anestesia

Tópica

Resultados

Progresivos

Precio

Desde 150 €

Gracias al HIFU conseguimos redefinir el óvalo facial, tensar la piel sin cirugía, elevar las cejas, rejuvenecer rostro, cuello y escote y reducir visiblemente arrugas.

HIFU es el nombre comercial del dispositivo de ultrasonido para rejuvenecimiento facial, sus siglas del inglés significan Ultrasonidos Focalizados de Alta Intensidad (HIFU. High Intensity Focused Ultrasonic).

Mediante la aplicación de ultrasonido en puntos específicos del rostro.

Las ondas de sonido generan calor, contrayendo y levantando el tejido de la piel sin alterar su superficie. Aplica a la zona a tratar un calor que calienta los tejidos a una temperatura y un tiempo controlado lo que desencadena la “Neocolagénesis” o remodelación del colágeno. Esta remodelación provoca una mejora de las propiedades de la piel, así como la síntesis del nuevo colágeno.

Según los cabezales utilizados van a actuar en los diferentes lugares del envejecimiento. El cabezal de 1,5 mm va a actuar en la piel, el de 3 mm en dermis profunda y celular subcutáneo y el de 4,5 mm en la parte más externa de los músculos. Es decir, es un tratamiento es capaz de trabajar en todas las capas de la piel, logrando un efecto lifting NO quirúrgico.

Es un tratamiento totalmente seguro del que pueden beneficiarse hombres y mujeres de determinado rango de edad y cualquier fototipo de piel.

No hay riesgo de producir quemaduras ya que las ondas de sonido que calientan el tejido son aplicadas de forma controlada y siempre por profesional médico.

Es un tratamiento que puede realizarse en cualquier época del año y no requiere de periodo de reposo.

El HIFU facial como tratamiento está pensado para hombres y mujeres que presenten signos de flacidez facial.

Dado que la flacidez facial puede comenzar alrededor de los 35 años, se podría decir que el rango de edad de los pacientes que se someten a este tratamiento es de 35-65 años (flacidez leve – moderada).

De muy buenos resultados aplicados en casos de mejillas caídas, pérdida de definición en arco mandibular, elevación de cejas, tercio inferior y cuello.

Con el tratamiento de HIFU facial el paciente nota una mejora global desde la primera aplicación. Es a los 4-6 meses que se aprecia de forma significativa el resultado del rejuvenecimiento total gracias a la reafirmación de la zona tratada como consecuencia del aumento de colágeno y elastina.