Peeling químico

Un peeling químico es una solución de sustancias exfoliantes, por lo general ácidos, que se aplican sobre la superficie cutánea para renovar las capas de la piel.

El grado de profundidad al que es necesario llevar el efecto del peeling está condicionado por la profundidad a la que sitúa la lesión o nuestro objetivo a tratar.

Duración del tratamiento

30 minutos

Anestesia

No requiere

Resultados

Progresivos

Sesiones

3-5 Sesiones según paciente

Precio

Desde 85 € por sesión

Regenera tu dermis, elimina manchas y arrugas. Este tratamiento acelera la renovación de la piel gracias a la aplicación de ácidos como el glicólico, el salicílico, el mandélico … , ayudando a unificar el color de la piel y tratando imperfecciones.

El peeling químico de aplicación médica puede alcanzar desde las capas más superficiales a las más profundas, en función de las lesiones que el paciente desee eliminar:

  • Manchas marrones producidas por el sol.
  • Acné.
  • Manchas y cicatrices de acné.
  • Textura de la piel.

Después de realizar una limpieza y desengrasado de la piel, se aplica el producto especifico según indicación, ya sea en una capa o varias capas según el tipo de peelling. Lo dejamos unos minutos a que actué y se retira y otros se dejan actuar durante unas horas.

Posteriormente a los tres días puedes empezar un proceso de pelado de la piel, con sensación de piel tirante, el cual es un efecto normal por regeneración de la piel.

  • Luminosidad,
  • Mejora arrugas finas
  • Aclara manchas oscuras
  • Disminuye poros dilatados
  • Trata las cicatrices de acné
  • Acelera la renovación celular
  • Aumenta la producción de colágeno
  • Permite tratar estrías
  • Coloración más homogénea
  • Efecto tensor. Reduce número, tamaño y profundidad de las arrugas