Ondas de choque

Se trata de aparatología avanzada y focalizada perfecta para reducir la grasa corporal y la celulitis tonificando a su vez el tejido cutáneo y muscular.

Son ondas acústicas con oscilaciones de alta frecuencia que se aplican en la piel logrando mejorar la microcirculación, producen colágeno y ayudan a eliminar la fibrosis producida en la celulitis. Se pueden aplicar en brazos, abdomen, flancos, rodillas, muslos y glúteos.

Duración del tratamiento

-

Anestesia

-

Resultados

-

Precio

-

El tratamiento con ondas de choque es un procedimiento no invasivo, en el que los impulsos acústicos se usan para estimular la reparación de tejidos, mejorar la inflamación, mejorar el flujo sanguíneo, la movilidad y la regeneración de los tejidos.

Las ondas de choque sirven también para la reducción de la grasa y del volumen corporal.

Al entrar en contacto con la piel, las ondas de choque estimulan la producción de colágeno en los vasos sanguíneos de la zona tratada, mejorando la elasticidad de la piel y reduciendo la apariencia de las arrugas.

  • Eliminación de grasa localizada. Reducción de la celulitis y la grasa localizada del cuerpo: Las Ondas de Choque son altamente efectivas para romper los nódulos de grasa y disolver el tejido adiposo de manera intensa.

  • Tratamiento no invasivo: No hay tiempo de recuperación prolongado ni riesgos asociados.

  • Mejora de la apariencia de la piel: Además de reducir la grasa, estimulan la producción de colágeno y elastina mejorando la elasticidad y la firmeza de la piel, ayudando a combatir la celulitis.

  • Estimulación de la circulación sanguínea: Las Ondas de Choque mejoran la circulación sanguínea en el área tratada, lo que promueve la eliminación de toxinas y líquidos retenidos. Piel más tonificada.

  • Menor flacidez corporal. Piel más tersa y más firm

Los resultados de las ondas de choque son muy visibles y se pueden empezar a ver tras las 2 ó 3 sesiones de tratamiento.

Sus efectos se notan sobre todo en la celulitis, ya que ayuda a mejorar la piel de naranja más difícil de eliminar y consigue drenar el organismo de una forma muy visible.